ODEM STIMUZAK

by agnes pe

/
  • Streaming + Download

    Includes high-quality download in MP3, FLAC and more. Paying supporters also get unlimited streaming via the free Bandcamp app.
    Purchasable with gift card

      name your price

     

1.
Piper 05:41
2.
Kelugh 09:30
3.
4.
Para Ana 03:40
5.
Gyp Soul 02:29
6.
Lag Sun 03:10

about

Odem Stimuzak va de ruidos comprados, vendidos o prohibidos. Aquí las melodías muzak son desplazadas para anular la noción de la escucha. Si en "Earjobs" de Johannes Kreidler pagaba a los oyentes por escuchar música -"Paying people for listening to music, forcing them to listen to muzak"- en "Odem Stimuzak" el oyente es privado de escuchar la música realizada e interpretada para la exposición. La pesadez, lo discordante y la deconstrucción abren una brecha sonora e invaden las vitrinas de cristal del espacio expositivo. El ambiente se mimetiza con los restos de un centro comercial pasando por una oficina o los pasillos de las Torres Kio. No hay lugar para lo complaciente, ni tampoco para la nostalgia.

La empresa Muzak (1934-2011) construía entornos musicalizados, dirigidos al control del espacio mediante determinados protocolos y el uso de la psicología industrial. Sus programas musicales -lo que ahora llamaríamos playlists- eran adaptados a diferentes espacios -oficinas, supermercados, centros comerciales, hospitales, etc- y empezaron a venderse bajo demanda, mediante un servicio de suscripción inalámbrica por cable. La música adaptada al espacio era distribuida a través de cableado eléctrico (posteriormente se reemplazo por cable telefónico). Los altavoces estaban ocultos entre las plantas, por lo que la música parecía salir de la nada. "Muzak está destinado a ser oído, no escuchado" dijo unos de sus "arquitectos sonoros". Así, en las canciones muzak se empezaron a eliminar los elementos que distraen la atención: el cambio de tempo, los sonidos fuertes o las voces.

Muzak representa el sonido cómo un medio de alienación y dominación. El sonido convertido en una sutil herramienta para fomentar la productividad de los trabajadores y el consumo. Los programadores de Muzak eran considerados arquitectos sonoros: su máxima pretensión era regular un espacio con unas determinadas dinámicas sociales. Lo hacían mediante el ritmo y el timbre musical, a través de la llamada "progresión del estimulo" con el fin de incrementar la productividad de las fábricas y las empresas. A partir de la década de 1980 surge la idea de la "música ambiental" y se centran en modular las emociones para incidir en el consumidor. A diferencia de los objetivos de la "progresión del estímulo", la idea de ambientalizar tenía como premisa considerar que el trabajo es una forma de consumo y que el consumo es una forma de trabajo.
Con su omnipresencia, Muzak podría ordenar temporalmente nuestras vidas: las melodías luminosas, los ritmos suaves que crean una sensación de bienestar y eliminan la tensión. "Muzak llena los silencios mortales" decía uno de sus eslóganes. Muzak fue entendido inmediatamente como una forma de "arquitectura atmosférica", guiando el estado de ánimo y el comportamiento a través del material sónico. Al igual que el aire acondicionado y la iluminación fluorescente, Muzak actuaba como una herramienta de aclimatación.


Los efectos psicológicos y fisiológicos de la música han sido ampliamente descritos y documentados como parte de la historia de la industrialización del mundo occidental. Con Muzak los centros comerciales fueron inundados con canciones de Mozart, una fórmula que tenía cómo finalidad alejar a las clases bajas y no deseadas por las élites capitalistas, generando una notable segregación. Es una maniobra que recuerda a la utilización en el espacio público de los llamados sonidos mosquito: frecuencias altas inaudibles para adultos que sirven para dispersar a adolescentes. Las políticas acústicas siguen determinando el sonido cómo regulador de comportamientos en espacios públicos.
El negocio de la músca está plagada de fenómenos cómo Muzak. En la actualidad Spotify, la principal plataforma musical que opera en el negocio del streaming, bien puede considerarse la nueva versión de Muzak. Listas de reproducción como "Deep Sleep", diseñadas para ayudar al oyente a conciliar el sueño, puede estar sonando durante horas y horas, acumulando reproducciones y por consecuencia, pagos.

La música es política, y la mayoría de las veces va de mano del capitalismo. Antes de la muerte de Kurt Cobain -componente de Nirvana- en 1994, Muzak, que se estableció en Seattle durante la década del llamado "sonido de Seattle" o grunge, ya había creado una versión instrumental de "Smells like teen spirit" que sonaba en todos los centros comerciales . Cuándo le preguntan a Kurt sobre la versión que aparece en el disco Grunge Lite, responde: "Bien, me parece bien. Es el último capítulo en el libro del grunge." Y así fue.

Agnès Pe

Publicado en el catálogo de la exposición "Odem Stimuzak" (2017) que ocurre en la Fundació Marguerida de Montferrato (Balaguer, Lleida) del 15 de septiembre al 8 de diciembre de 2017

credits

license

tags

about

agnes pe Lleida, Spain

Agnès pe works on sound beyond the limits enshrined by any musical genre.
Her work is characterised by a fun and overwhelming attitude -all or nothing style-, covering the parameters of MIDI files, and always seeking new ways of relating to the elements she re-composes.
She creates lush top hit songs pieces puzzled into a grotesque musical disformity. No speed limit.
... more

contact / help

Contact agnes pe

Streaming and
Download help

Redeem code

Report this album or account

If you like agnes pe, you may also like: